martes, 19 de octubre de 2010

de como el chantaje emocional amenaza a la libertad de la persona

Extraigo esto del blog http://dequecolorsonlasvioletas.blogspot.com/ porque, 1º me parece muy fuerte, y este blog de jartitos /as no está de más, 2º porque conozco lo suficientemente a Vio para saber de lo que está hablando, con lo cual no lo dudo, ni un ápice. Hay muy pocas personas en este mundo que puedan hablar de solidaridad con conocimiento de causa, Vio, es una de ellas; pero claro no lleva un cartel por la vida diciendo lo way que es. obelix sí.

martes 19 de octubre de 2010

Me acaba de pasar. Y me parece feísimo. De verdad, de las cosas más desagradables que me han pasado últimamente. Quizá me acaba de pasar y ... estoy con el enfado del momento.

Esto no es poesía.


Escenario: Glorieta de Bilbao, Madrid, 11.30 de la mañana.
Bajo un momento a sacar dinero y comprarme un sandwich de media mañana.

En esta zona suelen estar las personas que trabajan para distintas ONGs tratando de captar socias y socios.

-Perdona, un momento...-
-No, lo siento ...-
-¿Conoces Intermón...? (voy a poner el nombre de la ONG)
-Si-
-¿Sabes lo que hacemos?
-Sí-
-¿Y te interesaría colaborar ...?
-No, no...-
-¿Colaboras con alguna ONG...?
-No-

-¿Si fueses de Haití te gustaría que alguien te ayudara?

Me he cabreado al momento.

AL MARGEN DE QUE NO TIENES NI IDEA DE QUÉ HAGO O DEJO DE HACER EN CUESTIÓN DE AYUDAR A LAS PERSONAS .... CÓMO PUEDE ALGUIEN USAR ESTA FRASE, BASADA EN EL CHANTAJE, EL SENTIMIENTO DE CULPA... CÓMO ALGUIEN PUEDE LLEGAR A TRIVIALIZAR TANTO CON ESTE ACONTECIMIENTO TRÁGICO, USARLO COMO RECLAMO COMERCIAL ...Y ADEMÁS, YA NO PARA CONSEGUIR SOCIOS O SOCIAS PARA LA ONG Y SU LOABLE (NO LO DUDO) CAUSA, SINO INCLUSO PARA GANAR EL DINERO QUE A TI TE PAGAN POR CADA NUEVA PERSONA SOCIA QUE LOGRAS CAPTAR....

He decidido que lo mejor era contestarle algo directo pero no entrar en discusión.

-Me parece una forma bastante agresiva para acceder a alguien- Y me he ido. He visto cómo él abría la boca para decir algo pero... no lo ha dicho. Se ha quedado, efectivamente, con la boca abierta.

Luego me he quedado con las ganas de decirle algo más. Esto:

La solidaridad no se compra con chantaje emocional, obligando a alguien a ser solidario no se consigue lo que se pretende....La solidaridad es algo que debe surgir de manera personal y desde la vocación incondicional de ayudar a alguien; no desde la presión social ni a partir de estrategias coaccionadoras. Y algo tan serio como la catástrofe a la que te has referido no debe usarse nunca de forma tan trivial. Si de verdad estás trabajando en esta ONG por una vocación solidaria con las personas desfavorecidas... no me lo creo. Alguien que sabe para lo que está trabajando, algo social, algo tan comprometido con uno y una misma nunca atacaría con ese argumento. Ponte a currar en otra cosa. Si este trabajo es para ganarte unos euros - sin ninguna vocación personal más allá- me parece muy bien, en teoría es un trabajo cómodo y sencillo (yo no lo creía, no tiene que ser fácil perseguir a gente para convencerles... y que te paguen a comisión. Y, sobre todo, no tiene que ser fácil hacerlo bien, sin avasallar a nadie y dejándole su libertad para que decida su opción personal: Ahora he corroborado esto último).

Gente como tú lo único que consigue es cargarse el auténtico valor de las personas que de verdad trabajan por quien no tiene nada, personas que se implican en su dedicación con horarios infernales, estando in situ en los sitios de las tragedias (desde Haití hasta Las Barranquillas)...


O mejor. Gente como tú es la que provoca que dé aún más valor a estas personas.


(Como seguro que mañana me lo vuelvo a encontrar en el mismo sitio, tened la seguridad de que se lo voy a decir)

2 comentarios:

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Cabrean mucho los comerciales "solidarios". Yo he tenido experiencias similares y en la última me cabreó muchísimo el interrogatorio. Me preguntó esas mismas cosas de que habla Violeta: ¿conoces nuestra ONG? ¿quieres colaborar? ¿colaboras con alguna otra?... hasta ahí, vaya, se sobrelleva. Pero llegados al "a ver ¿cuales?"... ¿Por qué tengo que decirte con quién colaboro y con quién no?. Bueno, pues aún así contesté. Me pareció que cualquiera con dos dedos de frente se daría cuenta de que se trata de una decisión meditada, que tengo la información necesaria y que he elegido cómo quiero colaborar y con quién. Bueno, pues le dio igual y pasó a la preguntita tocapelotas: "entonces ¿no te importa la situación de los niños en no-sé-donde?". Hasta ahí estuve educada y sonriente. Pero me toco las narices y le contesté; "NO, hasta luego". No me volví a mirar su cara, ¿para qué?.

Supongo que, dadas las fechas en que estamos, empezarán a menudear los comerciales del chantaje emocional, así que conviene tener la respuesta preparada, por aquello de hacerles entender esto que dice Violeta: esa no es la manera.

Abrazos y besos.

Violeta dijo...

gracias por traer hasta aquí mi cabreo, y gracias más por tus bonitas palabras sobre mí, Gsús.

eres enormemente acogedor

:)

mil besos