martes, 29 de junio de 2010

ES MI MANERA DE PENSAR.

Que conste que tengo hasta cuatro familiares trabajando en metro, mi padre, mi hermano, mi tío y mi prima, y os podeis cagar en ellos por lo que están haciendo, o en todo el colectivo, que su chubasquero resbala toda la mierda que les puedan tirar.

Eso sí, hablan de sus libertades, de sus derechos, y entiendo yo que las libertades y los derechos de cada uno empiezan, como se suele decir, donde terminan los del vecino. Pero con esta huelga a lo hombre de cromañón, no hacen sino joder a la plebe, y lo saben, y todo para defender un 5% que al resto de funcionarios españoles les van a quitar, también, por la patilla, y que yo recuerde nada de huelgas a lo bestia. Huelgas sí, como toda la puta vida, pero con unos mínimos por dios. Que mucha gente no llegará ni ha llegado puntual por el resto del puñetero transporte que se presupone funciona tan bien en madrid. Ni renfe, ni autobuses ni taxi. Y me pregunto, ¿el que no tenga pasta para pagar un taxi?, ¿al que despidan estos días (que me consta que lo están haciendo en varias empresas arrastradas y pueriles) por llegar tarde, ya que estos señores defienden sus derechos a troche y moche dejándonos sin metro? ¿que van a hacer con todo ésto?

Hoy he hablado con un miembro de mi familia planteándole estas cuestiones. Y que sepais que estoy a favor de las huelgas y más contra doña Esperanza, pero nunca, nunca joder a mis compañeros obreros, y para ello, unos mínimos joder. Pues a lo que iba, planteo cuestiones que obtienen como respuesta, por parte de uno de ellos, que se jodan nosotros luchamos por lo nuestro, eso es, EGOÍSMO PUTO, PURO Y DURO.

Y siento si me expreso así, con una paupérrima redacción, falta de acentos, puntuación y demás, pero la rabia por este egoísmo se apodera de mi.

Yo, he decidido, no ir a comer hoy a casa de mis padres, les privaré del derecho a verme, por EGOÍSMO TAMBIÉN.


Voltios.

1 comentario:

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Sólo un apunte, como siempre, para la reflexión... lo de estar a favor de las huelgas "y más contra doña Esperanza" suena un poco fanático. Quiero decir, uno puede estar o no de acuerdo con la política de un determinado partido, pero contra eso la solución no es "hacerle una huelga". Las elecciones las ganan quienes tienen más votos, o sea, más votantes, o sea, más gente "contenta". Eso lo tenemos que aceptar todos, nos guste o no. La huelgas no son un instrumento político de desgaste sino un derecho de los trabajadores para defender sus derechos. El problema es que en este país se utilizan para lo otro y creo que por eso no funcionan ni sirven más que para joder a los de siempre. Se hacen para cabrear a la gente y que no vote al que manda. Y lo peor es que los trabajadores pican el anzuelo que les ponen los sindicatos y entran en el juego.

Yo no me planteo si manda fulano o mengano. Si tengo que hacer una huelga para defender mis derechos como trabajadora, la hago.

Me parece que nos falta mucho para ser, realmente, una democracia.

Hale, ya.

Abrazos a la concurrencia.