miércoles, 24 de marzo de 2010

Lavar la vergüenza

1 comentario:

Mercedes dijo...

Ojalá fuese tan fácil. Ya me gustaría a mí lavar así todas las vergüenzas, aunque tuviera que poner un programa largo.
Un abrazo.