miércoles, 24 de febrero de 2010

Yogur griego, por Alfonso Xen Rabanal

de repente, todos se rasgan las vestiduras... ¡No puede ser! ¿Qué ha dicho ese imbécil? ¿Nos está comparando con el caso griego?
¿Y Turquía?
Nosotros no somos así... aquí no ha existido una economía ficticia, un ansia por hacerse rico a costa de las costas, decorando un país de hormigón que tardará bastante menos en caerse que las ruinas griegas... Yo no veo barrios enteros de torres que ya se agrietan sin haber sido ocupadas por nadie... aquí no hay corrupción ni pública ni privada... Estamos centrando nuestras energías, y no en darnos de hostias, ¿eh?, en nuestro afán por recuperar un poder perdido hace unos años o en unos meses según la biblia de las encuestas... no... estamos intentando abrir nuevos campos que generen empleo sin recurrir a lo fácil pues ya no queda nada que construir, tiramos todos del carro, olvidados ya esos tiempos en los que sólo mi beneficio cuenta... tenga que aplastar a quien tenga que aplastar... Nos hemos percatado, más vale tarde que nunca, de que todos estamos interrelacionados y que Narciso ha de interactuar con los demás si quiere sobrevivir... sí, ahora trabajamos con la vista al frente, la hemos levantado de nuestro ombligo... lejos quedan los días del esperpento y el surrealismo cañí que siempre nos ha caracterizado... actuamos como lo que somos: un país que es grande porque cree en sí mismo y no se encierra en sus arcas a modo de tío Gilito... Ya no nos engañamos en falsos consumismos que no disimulan la verdad de nuestro vacío... Que en estos tiempos sólo proliferen las franquicias de depilación láser no tiene na que ver... algo de oro quedará por ahí pa empeñar... No es cierto eso que se rumorea que lo van a hacer con las reservas del estado, no... por Dios... ni que le van a dar una subvención a ese que enseña el dedo con cara de drogao...pa que se lo depile... no...
Por fin somos un país serio...
Ya no vivimos sólo de imagen
...

Se escucha, de sonido de fondo, unas castañuelas y un taconeo que se va acercando a la escena...

ALFONSO XEN RABANAL

(De su blog Crónicas para decorar un vacío)

1 comentario:

xen dijo...

Gracias, chic@s... fuerte abrazo...