sábado, 20 de febrero de 2010

Plas, plas, plas


Dice Alex de la Iglesia en el discurso de los Goya:

"Creemos que somos artistas, genios alternativos, creadores. Antes de todo eso, somos trabajadores"

Y yo contesto:

Plas, plas, plas. Sin asomo de ironía, ¿eh? Agradecida de escuchar en un discurso oficial una idea que se me viene a la cabeza muy a menudo, cada vez que oigo la palabra artista casi como sinónimo de persona especial, tocada por los dioses, por encima de los demás.
Para leer el discurso completo -en el que, por cierto, la palabra más repetida fue "humildad"- pincha aquí.

4 comentarios:

Adolfo González dijo...

Estoy de acuerdo contigo en esto, aunque paso de aplaudir. Pero pregunto: ¿este blog no era sólo para dar caña?

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Pues, para variar, yo no acabo de estar de acuerdo (es que nunca veo las cosas blancas o negras, que le vamos a hacer).

Arte y trabajo no son lo mismo. Uno puede trabajar décadas en un cuadro, un poema, una escultura, y hacer una mierda. El artista no está por encima de los demás, pero si es especial. Porque ve lo que otros no ven, porque enfoca más allá de lo obvio y pragmático.

Lo siento pero no, el artista es artista antes que cualquier otra cosa, por lo menos bajo mi punto de vista. Otra cosa es que para crear haya que trabajar, tomárselo en serio, dedicarle tiempo y esfuerzo, respetar la propia obra, porque no vale eso de "doy cuatro pinceladas y como soy artista se convierten en arte". El artista estudia, investiga, trabaja y si da cuatro pinceladas lo hace con fundamento.

Un abrazo,
Mayte

Mercedes dijo...

Pues yo soy artista, plas, plas, plas, muy a mi pesar. ¡Qué quisiera yo que ser alguien que percibe el mundo con la razón! Probablemente tendría mucho más que ahora.
Saludos.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Por muy tajantes que suenen mis palabras en la entrada, este es un tema al que no dejo de darle vueltas, así que os agradezco los comentarios.
No puedo dejar de pensar en gente que conozco y es muy especial -en el sentido que apunta Mayte de mirar el mundo con sensibilidad y agudeza- y que no es artista: porque la vida no le ha dado la oportunidad, por falta de voluntad (es decir, ponerse a ello, pasar de la mirada a la acción), por falta de tiempo y medios...
Y luego a mí algo que me echa para atrás es la generalidad de la palabra. Porque están los poetas, los pintores, los actores... pero por qué llamarles artistas? Yo soy poeta y escribo poesía, pero no sé si hago arte y desde luego no me siento cómoda si alguien me engloba dentro de la categoría de artista, no sé qué es ser artista y es un término que me da un poco de miedo, tal y como se usa a veces o las posturas que hay por parte de alguna gente que se define así.
Pero bueno... gracias por ayudarme a seguir reflexionando.