viernes, 26 de febrero de 2010

La siesta


!Mira! Un estudio de cuya conclusión no dudo. Sólo un problema: hoy en día, con los horarios a los que nos obligan nuestras ocupaciones, con la prisa que siempre llevamos para hacer cualquier cosa, con el poco tiempo que nos queda restando el que dedicamos a las obligaciones, ¿cuánta gente tiene suficiente tiempo para dedicarle un rato a la siesta?
Porque yo, supongo que como la mayoría, sólo duermo siesta en verano, cuando después de la siesta el único aprendizaje que tengo que hacer es descubrir dónde sirven los mejores mojitos en el sitio donde esté veraneando.

1 comentario:

Mercedes dijo...

Pues yo sesteo cada vez que tengo oportunidad. Me gusta madrugar, aunque nadie me espera, para aprovechar bien la mañana, luego una siestesita y a seguir. Supongo que no soy parte de esa mayoría.
Un cordial saludo.