lunes, 18 de enero de 2010

Pequeñas escenas delirantes (I)




En épocas en que estoy cansada o estresada, suelo sufrir una especie de dislexia ocasional y transitoria que me hace cambiar unas letras por otras. La verdad es que, fruto de esto, suelo pegarme unas buenas jartás a reír, por los hallazgos fortuitos que se producen. Hace poco, por ejemplo, leí en el periódico digital 20minutos un titular que decía más o menos esto:

"Tres miembros de Al Qaeda amenazan con matar a un gato"

Y seguí leyendo tan tranquila, hasta que un runrún en el fondo del cerebro me advirtió de que parte de la información que estaba procesando no tenía mucho sentido. Volví unas páginas atrás y me encontré con que la noticia real, obviamente, era esta:

"Tres miembros de Al Qaeda amenazan con matar a un galo"

Sinceramente, no me imagino a la Comunidad Internacional muy alterada por la vida de un gato. Quizá, como me dijo Manuel, si el gato fuera un cachorrito... Aunque, ahora que caigo, tampoco parece que la vida del galo haya merecido mucho espacio en los medios. De hecho, yo no he vuelto a leer nada de él y no sé si los miembros de Al Qaeda han llevado adelante su amenaza.



Hace unos días, en el metro, paso por delante de una fotografía de una mezquita gigantesca y leo:





"Cambia tu vida visitando Soria"



No dudo de las bondades y virtudes de Soria, pero el eslogan me pareció un poco exagerado desde un primer momento. Unos pasos más adelante, pienso que nunca hubiera imaginado que Soria tuviera ese peazo de mezquita. Y ya llegando al andén me doy cuenta de que aquí hay algo que, definitivamente, no me cuadra. Me doy la vuelta y al llegar al anuncio vuelvo a leer:



"Cambia tu vida visitando Siria".



Cuando se lo conté, Manuel hizo una bonita versión de "Camino Soria", la canción de Gabinete Caligari. "Camino Siria", por supuesto.



En fin, todo lo anterior era para contaros que, cuando hace un par de días leí en el periódico un titular que decía así:

"Obama invita a Zapatero a rezar por la crisis"

mi cerebro me dio la voz de alarma acostumbrada y me obligó a volver hacia atrás pasadas unas páginas, para comprobar dónde estaba el error.

Pero no. Allí estaba de nuevo:

"Obama invita a Zapatero a rezar por la crisis".

Y pensé mi cerebro será un cachondo, pero a la realidad no la gana nadie.

2 comentarios:

Mercedes dijo...

Pues esto va a ser que Obama a escuchado cantar el Ave María a Sonsoles en algún sitio, y por simple asociación... Lo que está claro es que el presidente americano no sabe ni dónde vive Zapatero.
Muy curioso.
Un abrazo.

Voltios dijo...

gran texto ana, de verdad, muy grande.