jueves, 28 de enero de 2010

Más estudios delirantes

Leo esto en el 20minutos:

La religiosidad frena la progresión de la demencia senil, según demuestra un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Clínica geriátrica de la Universidad de Padua (norte de Italia).

La investigación, que ha sido dirigida por el profesor Enzo Manzato y recientemente publicada por la revista especializada 'Current Alzheimer Research', se basa en el seguimiento realizado a 64 pacientes de Alzheimer a lo largo de un año entero.

Según los estudiosos, los enfermos con un bajo nivel de religiosidad registraron un 10% más de pérdida de capacidades en comparación con los que se solían caracterizarse por un nivel de religiosidad o espiritualidad medio-alto.


(la noticia completa se puede leer aquí)

Y yo me pregunto:

¿64 enfermos son una cifra significativa para un estudio?
¿Un 10% es un índice que da para hacer afirmaciones, para extraer conclusiones?
¿Qué utilidad tiene estudio? ¿Si mi madre hubiera sido una persona religiosa hubiera evitado el alzheimer? ¿Tendría que haberse forzado a creer, o ir a misa en cuanto tuvo los primeros síntomas? ¿Tengo que hacerlo yo para evitar la amenaza genética de la enfermedad? ¿Es el Alzheimer un castigo divino?

Y de nuevo: ¿cómo cuelan los investigadores estos estudios para que les sean financiados? ¿De verdad no hay una ideología, una premisa de la que se parta y que haga que estos estudios sean de todo menos científicos?

¿No hay nada mejor en lo que gastar el dinero, sin irse muy lejos, entre los propios enfermos de Alzheimer?

4 comentarios:

Mercedes dijo...

Este estudio es muy bueno, jeje... Pero tus preguntas son lo más. A mí, por ejemplo, me gusta ir a misa de vez en cuando, es una opción, no sé si ir más amenudo. Qué motón de pamplinas nos cuelan, a saber quién está detrás de este estudio.
Un saludo.

amor y libertad dijo...

supongo que hay muchas formas de religiosidad, la palbra en abstracto es lo bastante neutra como para no asociarla necesariamente al catolicismo

Mayte Sánchez Sempere dijo...

Ahí estoy de acuerdo con Santi... ¿por qué asociar "religiosidad" a "catolicismo"? La espiritualidad y la religiosidad son tan antiguas como el propio ser humano, comunes a todas las culturas desde que el hombre empezó a hacerse preguntas. Quizá convendría abrir un poquito más la mente: "religiosidad" es un concepto mucho más amplio que "misa".

Y con respecto a la financiación... bueno, supongo que será parecido a si alguien decide comprobar la influencia del arte sobre alguna enfermedad degenerativa. ¿Estaría mejor apoyar esa investigación? ¿O habría quién se preguntaría si no es una estupidez? Cada uno juzga desde su pedestal ideológico, los que financian y los que critican y creo que es muy difícil saber qué es estrictamente científico y qué no. Además, también cabría preguntarse qué motivaciones mueven al que publica la noticia, qué ha omitido y qué ha exagerado o mermado... no sé, yo es que el 20 minutos como fuente de información fiable no lo veo.

Y perdón por la chapa, no hago más que llegar aquí y ya me estoy poniendo pesada, je je.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Mayte, Santi, ahí os tengo que dar la razón. Me he dejado llevar por los prejuicios y he asociado religiosidad y catolicismo. Aunque, permitidme que vuelva a hacerlo una vez más, presuponiendo que en la clínica geriátrica de la universidad de padua, que es donde se ha hecho el estudio, no haya una gran variedad de creencias y prácticas religiosas...
De todas formas, os confieso que las cifras del estudio me siguen escamando: 64 individuos, un 10% de pérdida de capacidades... no sé, me parecen un tanto escasas como para llegar a una conclusión.
Por cierto, que lo saqué del 20 minutos pero la noticia se encuentra en muchísimas páginas web. Lo que no he podido encontrar es el estudio completo.
Gracias por vuestros comentarios; la verdad es que mi prejuicio me ha hecho pensar.