miércoles, 23 de diciembre de 2009

El mendigo del Bernabeu


Una deja a su hija todos los días camino del instituto, y luego se toma un café en un bar, alrededor de las siete y media de la mañana. Cuando va a coger el metro en Santiago Bernabeu, Una ve todos los días a un mendigo anciano, que pide sentado en las escaleras y cubierto de mantas. Una le da al mendigo las vueltas del café; deja las monedas en el vaso de McDonalds que el mendigo agita al paso de los que cogen el metro camino del trabajo.

Esta mañana, el mendigo le ha dicho a Una: "Feliz navidad". Y Una, sin pensarlo dos veces, le ha respondido: "Igualmente".

Luego ha pensado en los langostinos, el cordero, los turrones y los mazapanes, y se le ha caído la cara de vergüenza.
Ana Pérez Cañamares

5 comentarios:

BACO dijo...

Sé de quién hablas, yo también le he visto.
Bueno, ya sabes, "maneras de vivir".
Un besote

Gsús Bonilla dijo...

...yo le vi, también, cerca del calderón, ya va para un año, mientras una tropa de aficionados
felices con dirección a una tarde de ocio pasábamos de largo,
luego surgió un poema que te dediqué,,,

pues eso, cada uno con su pedo.

Sociedad de Diletantes, S.L. dijo...

¿Y el poema de Gsus? ¿dónde está?

Supongo que conoceréis "con cartones por la calle" http://enriquerichard.es/

La invisibilidad del indigente, pobre o como lo queramos llamar.

Y esta obra de Ángel Arribas
http://sociedaddediletantes.blogspot.com/search/label/%22Poes%C3%ADa%20de%20la%20arquitectura%22%3A%20%20%C3%81ngel%20Arribas

La gente con cartones es AHORA un panorama habitual de nuestras ciudades.

Saludos

pepe pereza dijo...

Yo no lo he visto, pero he visto a otros parecidos a las puertas de las iglesias, en los portales, en cualquier sitio... También he visto a muchos que responden secos "Igualmente" eso si responden.
Felices fiestas

pepe pereza dijo...

Ana, repasando mi comentario anterior da la impresión que te critico a ti por dar limosna al pobre hombre, no es esa mi intención, no he sabido expresarme bien, lo que quería decir es que hay gente que ni siquiera los ve, a ellos, los desfavorecidos. Estoy seguro que no es tu caso.
besazo